Hédoné Experience

Ekuò Bio

MURIALDO WORLD CHARITY PROJECT

El proyecto Ekuò Bio nace como una respuesta a los daños climáticos que el hombre ha dado al mundo. Hoy quieren crear una nueva colección de mezclas italianas extraordinarias, donde su talentoso enólogo combina variedades de renombre con otras menos populares, para proteger la biodiversidad de la viticultura italiana. También están convencidos que el arte de la vinificación es una combinación de diferentes territorios y la capacidad de mezclar diferentes variedades para obtener vinos únicos diseñados para satisfacer e intrigar a los consumidores más exigentes. Decidieron crear mezclas orgánicas italianas únicas que les permitieran alcanzar los siguientes objetivos: una excelente relación calidad-precio y destinar 5% para proyectos de caridad de Ekuò. Vino de uvas cultivadas orgánicamente.

CIELO E TERRA; 4 GENERACIONES Y MAS DE 100 AÑOS

Cielo e Terra, empresa propietaria de Ekuò Bio, tiene dos fuertes raíces en la región del Véneto, en el noreste de Italia. La primera es la familia Cielo: una historia de 4 generaciones. El segundo, la cooperativa de Cantine dei Colli Berici, con más de 2000 viticultores asociados. En 1908, Giovanni Cielo, el fundador, compró una pequeña finca en Montorso, con vistas a los castillos de Romeo y Julieta.

El abuelo Pietro desarrolló el negocio del vino y salvó la finca durante la guerra. Fue un gran comunicador, profundamente comprometido con la responsabilidad social. Mientras tanto, después de la guerra, los viticultores locales decidieron unirse y establecer una cooperativa, la Cantine dei Colli Berici S.c.a.

La tercera generación de Cielo, Giovanni, Renzo y Piergiorgio, tomaron las riendas en la década de 1960. La innovación y el compromiso hicieron que la bodega tuviera buena reputación en toda Italia. Con la cuarta generación, Pierpaolo y Luca, la bodega Cielo se unió a Cantine dei Colli Berici y pasó a llamarse Cielo e Terra (Cielo y Tierra). Esta es una unión exitosa entre una empresa familiar y una cooperativa.

En representación de más de 2.000 viticultores y 3.700 hectáreas de viñedos, la cooperativa Cantine dei Colli Berici quería participar en el embotellado y comercialización del vino a granel. La familia Cielo deseaba tener un mejor control sobre la cadena de suministro y abordarla de una manera más innovadora e integrada: desde la viña hasta el mercado. El objetivo principal de la empresa conjunta era proteger la diversidad local y proporcionar un valor justo en toda la cadena de suministro y en diferentes añadas.

En más de 110 años, Cielo e Terra ha dado un gran impulso. Pasó del 5 al 75% de la cuota de exportación y ahora está presente en más de 60 mercados con vinos en su mayoría finos (IGT y DOC). La bodega se convirtió también en un líder en prácticas de sostenibilidad, con proyectos para apoyar a las personas y ayudar al planeta.

IR A LA TIENDA DE VINOS