Hédoné Experience

Hédoné Experience / Vinicolas  / Finca Sobreño

Finca Sobreño

Bodegas Sobreño es una bodega de carácter familiar fundada en 1998 con el objetivo de elaborar vinos de primera calidad dirigidos a los mercados más exigentes a partir de una variedad de uva excepcional, la Tinta de Toro.

Roberto San Ildefonso y su hermano Javier llegaron a Toro tras recorrer distintas zonas vitivinícolas españolas apasionados por el potencial de uva que ahí encontraron. En los últimos años se incorporo también su hija Paloma, de manera que la familia San Ildefonso trabaja con convicción para ofrecer a sus clientes –actuales y futuros- vinos elegantes con personalidad propia. Cuidan la elaboración con mimo y esmero desde el principio, desde el campo.

Por ello en Finca Sobreño disponen de 80 Ha. de viñedo, de las que más de la mitad superan los 35 años de antigüedad, y una cuarta parte están certificadas en ecológico. La concepción de una bodega moderna y adaptada a las últimas tecnologías, manteniendo la tradición en el cultivo de la uva y desarrollando una agricultura sostenible son parte de su filosofía. Comprometidos con el medio ambiente y con la calidad, se certificaron primero en ISO 9001 en el 2003, y posteriormente en el  protocolo IFS.

LA BODEGA

Tras cuidar todo el ciclo vegetativo de la vid para obtener las mejores uvas, las seleccionan buscando las características que quieren resaltar en cada uno de los vinos Finca Sobreño. La elaboración se lleva a cabo en una sala con depósitos de acero inoxidable con control automático de temperatura. Una de las particularidades de éstos depósitos es su altura y diámetro, siendo más bajos y anchos de lo normal para así lograr unos vinos con mayor color y aromáticamente más intensos. Posteriormente la crianza se lleva a cabo en barricas bordelesas de 225 litros,  siendo el 90% de roble americano y un 10% de roble francés. Estas barricas se guardan en una sala especialmente acondicionada tanto térmica como acústicamente, preparada para resistir y mantener tanto la temperatura como la  humedad constante. Al acabar la crianza el vino reposa durante un tiempo en botella terminando de redondearse antes de ser puesto en el mercado. La bodega también cuenta con una sala de catas decorada al estilo tradicional castellano con  mesas que son trillos restaurados (aperos tradicionales de labranza de la zona). El arraigo a la tierra y la decisión de pisar suelo firme y tradicional llevó a la bodega a construir la sala de catas sobre un suelo del siglo XVI procedente de la iglesia de Castro Verde de Campos (Zamora), siendo posiblemente uno de los más antiguos de la zona.

IR A LA TIENDA DE VINOS